Mi Relación Sado-masoquista! 1a Parte

Por aquellos que no tienen a bien entender, una relación sado-masoquista es aquella en la que uno de los participantes causa dolor mientras que el otro lo recibe.

El grado varia de acuerdo a los gustos y necesidades de ambos y es de suma importancia que esto se hable de antemano para que los limites establecidos no se excedan.

Esta práctica es mucho mas común de lo que la gente supone, aunque la mayoría prefiere mantenerlo en secreto.

 

Así comencé yo, un Ama Dominante atraída por las distintas prácticas relacionadas con BDSM.

He tenido diferentes relaciones D/s y los fetiches de cada uno de mis sumisos han sido muy variados, pero jamás había encontrado con quien llevar a la práctica el sado-masoquismo.

Siempre me ha gustado infligir dolor, pero el saber los límites  de cada uno de mis sumisos me ha detenido para llegar hasta donde realmente he querido. Frustrante pero cierto.

Hace algunas semanas fui invitada a una fiesta fetish y decidí asistir sola.

Encontré una mesa apartada con solo 2 sillas, pedí una copa de vino y me dediqué a ver los diferentes vestuarios de la gente.

Estaba muy entretenida, cuando se acercó a mí un hombre de unos 45 años con una copa de vino en la mano; se arrodilló y mirando hacia abajo me la ofreció con ambas manos.

Solamente llevaba puesto pantalones negros de piel, sus pies estaban descalzos y no llevaba puesta ninguna camisa. Tenía un cuerpo perfecto; pecho y brazos marcados, nalgas firmes, abdomen plano y manos finas.

Lo analicé por largo rato; me entusiasmaba tener de rodillas a aquel hombre frente a mí y decidí aceptar su ofrenda. Tomé la copa de vino y él se quedó en la misma posición esperando mis instrucciones.

Le dije que se levantara y se sentara en la silla que estaba frente a mí. Hablamos por horas y fue entonces que me confesó que estaba en busca de un Ama Sádica ya que él era un esclavo masoquista.

Sus palabras fueron música para mis oídos, al fin no tendría que tener cuidado en rebasar el límite de los castigos.

El era exactamente lo que yo en silencio anhelaba y yo era exactamente lo que él buscaba.

Así comenzó nuestra historia juntos …………

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.