La Madrasta Dominante Y Samuel Continúan Su Relación (2)

La Madrasta Dominante Ordena A Samuel Hacer Ejercicio

Samuel todavía metido dentro del armario sintió que alguien lo comenzaba a desatar sus genitales que estaban atados a la pared del armario de su madrasta dominante Claudia; en algún momento la dama había desatado los brazos del chico durante la noche para que pudiera dormir un poco mejor pero no lo hizo de sus partes privadas. Samuel despertó para ver a su madrastra dominante todavía en camisón desatándolo, “Buenos días señorita,” dijo él chico. Claudia se veía todavía adormilada, “Párate y ve a hacer ejercicio,”le dijo la dama con un suave bostezo. Él chico todavía desnudo se volteo y se puso en cuatro patas, “Si señorita,” dijo él muchacho antes de salir andando en cuatro patas hacia el gimnasio que tenían en casa. La dama volvió a su cama a dormir otro poco rato.

En el sótano de la casa se habría instalado un gimnasio con diferentes equipos para ejercitar diferentes partes del cuerpo, además de una caminadora y escaladora. Claudia lo usaba a diario. Además quería que el cuerpo de su hijastro fuera saludable, fuerte y bien definido sin llegar a tener una musculatura excesiva pero si bien marcada. Ella le habría programado una serie de ejercicios diarios en las mañanas antes de irse a la universidad.

Claudia Orgullosamente Mira El Cuerpo De Samuel

Lo acompañaba a hacer ejercicio a menudo pero los fines de semana cuando a ella le gustaba dormir un poco más de tiempo él chico debía ejercitarse solo. Esta vez fue la primera vez donde Samuel haría ejercicio completamente desnudo, pero aun así comenzó con su rutina diaria. Después de un rato él chico comenzó a sudar. Pensó en tomar un pequeño descanso pero en eso escuchó que alguien bajaba las escaleras para ir al gimnasio. Él rápidamente volvió a su rutina.

Claudia bajó para ver el avance de su hijastro. Ella usaba un sostén deportivo y unos pantalones de licra bien ajustados, además de tenis. “¡No te detengas… continua!,” dijo mientras miraba al chico con su rutina. Ella en realidad estaba orgullosa de ver a su hijastro trabajando su cuerpo desnudo. Le encantaba verlo e imaginar las cosas que podría hacer con él y ver sus límites. Después de un rato la dama ordenó al chico que preparará su desayuno. Él chico rápidamente subió a la cocina a preparárselo mientras la dama comenzaba su rutina.

madrasta dominante

Él Hijastro Prepara La Casa Para Los Huéspedes

Dentro de la cocina había en menú que la dama quería el cual indicaba: jugo de naranja recién exprimido, coctel de frutas con granola y miel, pan fresco, huevos orgánicos con jamón de pavo, jitomates y algunos chiles picados, además una tasa con café. Mientras Samuel preparaba el desayuno el comía su propio desayuno, el cual se encontraba guardado en un recipiente hermético dentro del refrigerador junto a un vaso de leche. Dicho desayuno era una pasta muy nutritiva que su madrastra dominante le gustaba preparar especialmente para él con la intención de tenerlo saludable. Rápidamente preparó la mesa para la llegada de su madrastra dominante.

Ya todo listo, él debía esperar de rodillas con la cabeza pegada a la pared esperando instrucciones. Escuchó que ella entró a la cocina, “Haremos esto en otra ocasión,” dijo ella al oído del muchacho. “Hoy tendremos visitas por la tarde. Mis amigas vendrán a tomar él te, quiero que aspires los sillones de la sala, trapees los pisos, limpies los baños y prepares té y bocadillos.” “Además quiero que te bañes,” la dama prosiguió a tomar su desayuno mientras él chico rápidamente se puso manos a la obra.

Samuel Toma Una Ducha

Él chico pasó toda la mañana con las labores del hogar mientras la dama preparaba algunos detalles para la reunión. Al terminar de limpiar la sala, baños, la cocina, preparar canapés y elaborar un té de menta el cual su madrastra dominante aprobó, él fue a tomar una ducha. Samuel tomó uno en el baño que le fue ordenado, pero esta vez se aseguró de no usar agua caliente.

Y en lo que él esperaba, su madrastra dominante entro al baño para supervisarlo. Tenía el mismo cepillo con el que lo golpeo las nalgas la última vez, “Muy bien aprendes rápido,” dijo la dama con orgullo. Ella simplemente se sentó sobre el W.C. mientras miraba al chico terminar de ducharse. Al terminar la dama le ordenó con la mano señalando al suelo lo cual significa ponte de rodillas y al hacerlo le permitió acercarse a ella.

Él estaba tiritando de frio lo cual la dama le parecía divertido, “Te estas comportando muy bien,” dijo mientras ella le colocaba una corbata de moño al cuello. “Ahora baja y espera en la entrada a que lleguen mis amigas. “Recuerda comportarte como un mayordomo,” en ese momento la dama extendió el dorso de la mano enfrente del chico, Samuel tomo delicadamente la mano de Claudia y le dio un suave beso en el dorso de la mano, “Si señorita me comportare a la altura,” la dama sonrió ante lo servicial que se había vuelto su hijastro y le permitió ir a la puerta mientras ella se arreglaba para recibir a sus amistades.

Las Damas Llegan A La Casa

Pasó un rato mientras el chico esperaba pacientemente al arribo de las amigas de su madrastra Claudia. La verdad es que no conocía a ninguna de las amistades de su madrastra dominante pero tenía un presentimiento. De hecho, él estaba completamente desnudo usando solo una corbata de moño por lo que el sospechaba del carácter de las damas. Sus pensamientos se disiparon cuando sonó el timbre y él chico abrió la puerta. “Buena tardes señoritas, bienvenidas a este su hogar,” él chico inclinando la cabeza un poco e invitó a las dos damas a que guardaron sus bolsas y abrigos en el armario de la entrada, “O.. que dulce muchacho,” dijo una de las damas, “Si todo un bombón,” dijo la otra invitada.

Samuel guió a las dos damas a la sala para esperar a su madrastra dominante, “Que modales tenemos,” dijo una de las damas algo divertida. “Yo soy Amanda y ella es Mónica un gusto en conocerlo joven,” dijo Amanda con naturalidad acercando la mano al muchacho, él cual besó la mano de la dama delicadamente, “Un gusto conocerla señorita Amanda, estoy a sus órdenes.” Mónica hizo el mismo ademan con la mano y Samuel repitió la cortesía, “Un gusto también señorita Mónica, también estoy a sus órdenes,”dijo el joven. Ambas damas tendrían casi la misma edad que Claudia.

madrasta dominante

Samuel Notó Que Las Amigas De Claudia Son Hermosas

Amanda era de piel bronceada, ojos azules y cabellera rubia hasta los hombros. Usaba una falda de una pieza azul marino el cual resaltaba su hermosa figura y mostrando un envidiable escote. Además de tacones negros altísimos, Mónica no se quedaba en belleza física, era piel clara con el pelo castaño largo y ojos cafés muy hermosos. Ella usaba un top rojo y unos pantalones de cuero a la cadera además de botas de tacón, ellas caminaban con elegancia mientras comentaban la apariencia física del chico el cual ya comenzaba a sentirse apenado y trataba de controlar una erección que comenzaba a sentir por lo que cubrió con sus manos sus genitales.

Al llegar a la sala Claudia ya los esperaba, “Bienvenidas chicas,” dijo Claudia alegremente al acercarse a abrazar y besar en las mejillas a sus amigas. Ella se había puesto una falda con motivos floreados y tacones rojos , “¡Cerdito!” dijo la dama con autoridad al chico, “Ve por los bocadillos y algo de beber.” Él muchacho asintió con la cabeza, “Si Señorita, como ordene,” dijo Samuel antes de dejar la sala.

Ponte En Cuatro Samuel

Mientras el chico estaba en la cocina, las damas platicaban amenamente. Samuel ya tenía preparado los bocadillos los cuales colocó en un hermoso platón, vertió el té que había preparado en una tetera de porcelana y había incluido tasitas para té y cucharillas que hacían juego. Además de azúcar, miel y servilletas, todo lo colocó ordenadamente en una bandeja de plata, de repente escucho una campanilla. Esa era la señal para que él muchacho se presentara con la comida. La cual llevó de inmediato a la sala. Al llegar las damas estaban sentadas en un gran sofá y además no se encontraba la mesita para el café.

Él chico entro y se paró enfrente de las damas con la intención de ofrecer el té pero Claudia lo detuvo, “Dame la charola y ponte en cuatro – dijo la dama algo molesta. Él chico hizo rápidamente lo que se le ordenó. Claudia colocó la charola sobre la espalda del chico el cual se estremeció un poco al sentir el frio del metal sobre su espalda. Eso hizo que Claudia colocara su mano sobre la nuca de Samuel, “¡No te muevas y ni se te ocurra mirarnos o te costará muy caro cerdito!”dijo la dama antes de ofrecer el té a sus dos amigas.

Las Mujeres Dominantes Disfrutan Del Hijastro

Pasó un rato mientras las damas conversaban y reían mientras que Samuel permanecía en esa posición. Él tenía los ojos cerrados para evitar mirar a las damas. De repente, comenzó a oler algo, como a cuero de zapato. Después sintió algo contra su nariz, “Vamos lindo, lame mis zapatos,” dijo Amanda con naturalidad, “Ya nos dijo Claudia que eres un excelente lamebotas.” Las tres chicas comenzaron a reír mientras que Samuel sacó su lengua para comenzar a saborear el cuero del calzado de Amanda.

Mientras eso hacia él chico, Mónica admiraba el culo del chico, “Su culo se ve muy bien,” dijo la dama dirigiéndose a Claudia, “¿Puedo tocarlo?” Claudia se mostró complacida, “Claro querida, disfrútalo,” dijo Claudia. Mónica comenzó a acariciar las suaves y bien formadas nalgas de Samuel. También le dio suaves pellizquitos y algunas nalgadas que hacían que él chico se moviera, pero él no dejaba de lamer el calzado de Amanda.

Al terminar de lamer los tacones de Amanda, él chico siguió lamiendo las botas de Mónica, mientras Amanda tenía otra idea, “Claudia ¿Tienes una pala?” Preguntó la dama a la madrasta dominante. Claudia miró divertida a su amiga , “Claro Amy, tengo lo que quieras,” Ella tenía un baúl atrás del sofá, el cual tenía distintos juguetes de donde sacó una pala la cual encantó a Amanda. La dama comenzó a golpear las nalgas del chico mientras él saboreaba las botas de Mónica.

madrasta dominante

Un Castigo Para Él Hijastro

Mientras la madrasta dominante sacó del baúl un látigo el cual usó para golpear la espalda del chico, ¿Te gusta cerdito?” Decía Claudia mientras movía con agilidad el látigo dando un golpe certero en la espalda de Samuel, “Eres un chico muy malo ¿Cómo te atreves a mostrarte desnudo frente a unas pobres damas?” Dijo Mónica mientras tiraba del cabello al chico, “Me encanta castigar a los chicos malos, te dejare las nalgas bien coloradas,”dijo Amanda mientras seguía golpeando los glúteos del chico.

Las tres damas dominantes terminaron exhaustas, decidieron descansar sus pies sobre distintas partes del cuerpo del chico. Claudia se había quitado sus tacones y colocó sus pies sobre el rostro del chico. Amanda colocaba las puntas de sus tacones sobre el pecho del chico y Mónica usaba sus botas para mover el pene del muchacho, “Saben chicas, me ha costado encontrar una jaula para el pene de este cerdito,” dijo Claudia mientras daba un sorbo al té, “Cariño ¿estás loca?” Dijo Mónica de un sobresalto, “Casi ningún sumiso esta tan bien dotado, cuanto le mide ¿Más de unas 12 pulgadas?”

Entonces Amanda le pidió a Samuel un cinta métrica. Una orden que él chico cumplió rápidamente. La cinta fue usada por las dos invitadas para medir el pene del muchacho mientras el volvía recostarse en el piso, “Si 14 pulgadas de largo y tan grueso como una lata de refresco,” dijo Amanda al terminar de hacer las mediciones, “Es mucho más grande que mi sumiso,” dijo a Amanda al enviar un mensaje por su celular , “Me sorprende que él sea tan dotado, pero creo que podrías encontrar una jaula de hierro si vas con Vanessa. Ya sabes que ella consigue muchas cosas por sus contactos.”

Monica Y Amanda Preparan A Samuel

Mónica se había inclinado sobre él chico y lo comenzó a masturbar, “Parece que si su padre fuera un real mandingo blanco,” dijo la dama mientras que todas comenzaron a reír. Samuel trataba de relajarse pero el dolor que sentía lo hacía estremecer. Además, la mano de Mónica lo acariciaba perfectamente, “Vamos chicas se han visto muy tímidas, ¿O quieren disfrutar de él?,”dijo Claudia mientras las chicas se animaron.

madrasta dominanteMientras Claudia fue por unos condones, Mónica y Amanda prepararon a Samuel. Amanda deslizo suavemente sus bragas y las colocó dentro de la boca del chico. Lo amordazó con cinta para que no pudiera escupir la prenda. Mónica metió un dildo dentro del culo del chico y lo sentó en una silla de la sala. Las manos de Samuel fueron atadas atrás del respaldo de la silla y sus pies sujetos a las patas con cinta. Mónica termino colocándole una venda en los ojos de Samuel, “Es para que lo disfrutes.. enserio cerdito,”susurro Mónica al oído del chico. En eso llego Claudia con condones y un pequeño cordel.

Las chicas ya emocionadas amarraron el cordel en la base del pene del chico y entre sus testículos. Samuel no pudo evitarlo pero comenzaba a tener una enorme erección haciendo ver su pene enorme. Amanda fue la primera en disfrutar del chico colocando un condón al pene del chico. Inmediatamente se montó sobre él teniendo una penetración muy profunda. Ella encajaba sus uñas al pecho del chico y mordía los pezones del chico él cual gemía de dolor y placer. Las otras dos damas se encontraban sentadas en el sofá.

Samuel Es Un Juguete Sexual Para Las Amigas De Claudia

Claudia se masturbaba con un vibrador mientras que Mónica deslizo sus pantalones y comenzaba a dilatar su ano con sus dedos mientras veían a Amanda gozar del chico, “Te arrancaré la hombría si te vienes sin permiso,” le gritó Amanda al muchacho, él cual solo podía asentir con la cabeza. La verdad era que la madrasta dominante supervisaba a Samuel mientras se masturbaba. Medía su tiempo. Su intención era hacerlo durar mucho tiempo sin correrse. Tenía buen tiempo pero había decidido tener al chico en castidad pero no había podido encontrar una jaula tan grande.

Amanda no había gozado tanto con un amante así. La hizo correrse varias veces y él no se había eyaculado. Entonces ya exhausta, cambio de lugar con Mónica la cual decidió introducirse un dildo lo bastante grande en su vagina, mientras que ella metía el todavía erecto pene de Samuel por su culo. Él chico sintió que el dildo vibraba dentro de Mónica lo cual le provocaba mas placer pero debía contenerse. El dildo era controlado por un control remoto por Amanda. El resultado fue que Mónica gozo tremendamente.

Las Chicas Permiten a Samuel Eyacular

Al final las chicas desataron a Samuel y le sacaron la mordaza y el dildo de su culo, “Por favor,”rogó él chico de rodillas y con el pene todavía erecto, “Déjenme eyacular, se los ruego mis señoritas.” Samuel se humilló a si mismo al inclinarse como un gusano frente a las damas y lamia con la punta de la lengua los zapatos de las damas, “Vamos Claudia, creo que se lo merece,” dijo Amanda al arreglarse, “Si hermosa, creo que esta vez se lo ganó,” dijo Mónica al invitar al chico a ponerse de pie mientras lo tomaba por la cadera, “Está bien pero deberá ser humillante y lo grabaremos,” dijo Claudia al sacar un celular y puso la cámara. Rápidamente las dos chicas condujeron al chico al sofá. Lo colocaron con la cabeza hacia el piso y las piernas al aire abiertas.

Mónica comenzó a masturbarlo, haciendo que su pene le apuntara contra la cara del muchacho, mientras que Amanda le metía un vibrador dentro del culo del chico. Pasó un tiempo en esa postura y ambas damas se turnaron, hasta que él chico dio un enorme gemido y eyaculo justo dentro de su boca. Todo fue grabado por Claudia.

Samuel Descubre Quién Domina A Su Padre

Ya era noche y las dos invitadas se fueron a sus casas. Claudia ordenó a Samuel que limpiara todo. Lo cual el hizo algo adolorido y humillado, pero la madrastra dominante permitió dormir al chico en su cuarto y en su cama. Antes de dormir, Claudia se acostó un momento en la cama del chico y lo abrazó por la espalda, “Se lo que piensas, pero yo no domino a tu padre,” dijo Claudia al oído del chico. Él chico pensaba que Claudia también dominaba a su papá, pero él imaginaba que su padre no se prestaba a fantasías Ama – sumiso. Pero Claudia acariciaba las nalgas adoloridas del chico, “Amanda domina a tu papá,” Samuel quedó anonadado mientras que Claudia salía de la habitación.

Inscríbete A Femdom.Dating

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.