Equitación Humana: La Primera Semana De Adiestramiento

Los Pasos Del Adiestramiento De La Equitación Humana

Después de la primera semana de intenso trabajo físico acerca de la equitación humana, al que he sometido al esclavo, se van observando algunos progresos en su aspecto físico, aunque por supuesto todavía me queda mucha labor por realizar con él bastardo. Considero de vital importancia en un buen animal destinado para la monta, él que sepa adaptarse a las necesidades de la Amazona en cada situación concreta de la Doma.

Con esto quiero decir, que un día puede que su futura Amazona desee dar un plácido paseo por la dehesa de la duración que tenga a bien disponer, y otro día puede apetecerle participar en algún otro tipo de actividad, ya sea deportiva como el polo. O ya sea competitiva como carreras de equitación humana, donde se requiere disponer de un animal con gran fortaleza física y resistencia.

Hoy he dispuesto que el animal aumente la carga de esfuerzo, y para ello me apetece dar un paseo por la dehesa combinado con carrera continua. Para ello calzo espuelas con la ruleta mas pequeña pero con las puntas mas finas, para aumentar el castigo sobre la bestia. Como ya es costumbre, él esclavo me esta esperando a mi llegada perfectamente ataviado como corresponde a un buen animal de monta. Por lo que únicamente debo ordenarle que se arrodille ante MI para facilitarme la monta sobre él.

equitación humana

Quieto Animal

Con sendos toques de espuela comienza a caminar en dirección a las caballerizas, creyendo que hoy sería un día mas en las clases de Doma. Pero para su pesar, hoy no será un día tan apacible para él. Tiro de las riendas hacia el lado opuesto, y vuelvo a clavar espuelas, esta vez dejando las ruletas pegadas a la carne del esclavo. No hay nada mas incomodo para un animal que la sensación de la ruleta de la espuela pegada a la piel fijamente.

Al notar él esclavo las ruletas comienza a moverse nerviosamente por lo que respondo de manera contundente con mi fusta sobre sus cuartos traseros, azotándole repetidamente…”Quieeeeto animal, obedece, hoy he decidido que tu y YO vamos de paseo bastardo.” Una vez parece entrar en razón él esclavo, nos adentramos por el camino de la dehesa caminando lentamente.

Una vez en la dehesa, vuelvo a espolear al animal comenzando éste a caminar mas rápidamente, pero hoy no es suficiente para mi, hoy tengo decidido comenzar a galopar, por lo que insisto con las espuelas. “Que corras esclavo, quiero que corras no que camines estúpida bestia. “Él animal empieza a trotar por el camino, pero poco a poco va aminorando la velocidad, por lo que le vuelvo a animar con mis espuelas.

Obedece Mis Órdenes

Después de un ten con ten de varios minutos, observo que el animal comienza a acusar el sobre esfuerzo, por lo que decido darle un respiro momentáneo, animándole de propia voz. “Muy bien bastardo, así me gusta cabrón, que muestres buena actitud a obedecer mis órdenes, te estas portando muy bien. Cada vez te vas pareciendo mas a un caballo y menos a un cerdo. ¡Ja,ja,ja,ja!”

“Camina cabrón, vas a ir recuperando el aire pero sin dejar de moverte, obedece mis órdenes.” Acompaño mis palabras apoyando mis espuelas en sus costados para que no olvide quien manda. Cuando veo que ya su respiración no es tan rápida y ha dejado de jadear, vuelvo a espolearlo, y vuelve a galopar. Le exijo máximo esfuerzo una vez mas, manteniendo el galope durante 500 metros hasta que alcanza nuevamente el punto de extenuación, y vuelvo a permitirle que descanse. Después de una mañana intensa de trabajo, regresamos a las cuadras para permitir que recupere energías él esclavo y estar disponible al día siguiente.

Inscríbete A Femdom.Dating

Related Posts

One comment on “Equitación Humana: La Primera Semana De Adiestramiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.