Doma De Los Machos Inferiores

La Diferencia Entre Los Sexos

Mucho se ha escrito a lo largo de la historia sobre la evolución de las especies humana y la diferencia entre sexos. Una de las cosas que mas me animó, y me decidió a dedicarme plenamente al adiestramiento, educación y doma de los machos, fue sin la menor duda, el firme convencimiento que el cerebro de los hombres, está en una etapa pre-evolutiva a diferencia de la mujer.

Basándome en los estudios realizados que demostraban que el cerebro humano, se dividía en tres partes, uno reptil o primitivo, otro emocional y un tercero mas evolucionado o racional, me dí cuenta al instante, que el cerebro del macho se estancó en el primero. Es decir, que no ha evolucionado, a diferencia de la mujer. El primer cerebro, básicamente mantiene el instinto de supervivencia del macho, lo que le permite defenderse de un peligro inminente de dos únicas formas, atacando o huyendo.

Experiencia En La Doma De Los Machos Inferiores

Como se puede ver claramente, ésta es la reacción típica de los machos. Primero intentar huir de los problemas, y cuando se ven acorralados sacan su perfil agresivo. El Segundo cerebro el emocional, es principalmente el artífice de la memoria y de los sentidos, el que identifica a la mujer con el placer, y al macho con el dolor y el recuerdo.

El tercero o racional, es el que faculta a la mujer exclusivamente. El poder de decisión, de elección, del análisis , del pensamiento abstracto, de la intuición, o de la conciencia. Una vez comprendido lo anterior, se puede entender claramente, porque los machos son inferiores y las mujeres superiores o dominantes a estos.

Mi larga y dilatada experiencia en la Doma y Adiestramiento de estos machos inferiores, me ha facilitado la comprensión y el entendimiento de las reacciones instintivas y primitivas de los mismos. El macho inferior, atiende a un principio básico de acción y reacción al castigo, y por consiguiente al dolor infligido por Mi, a través del Látigo, la fusta o las espuelas, por poner un ejemplo fácil de entender.

La Obediencia Absoluta

La singular peculiaridad de estos individuos es, que aunque se haya tomado previo contacto con ellos, su cerebro primitivo no consigue recordar las experiencias vividas, y es necesario reincidir una y otra vez, en su aleccionamiento por parte de la educadora.

Es entonces y únicamente entonces, cuando reaccionan a esos estímulos dolorosos de forma instintiva, debido a los impulsos nerviosos que llegan a su cerebro primitivo debido al dolor insoportable que atraviesa su cuerpo. Por lo que su respuesta inmediata e instintiva es la obediencia absoluta a las órdenes recibidas.

Esta última parte, la del dolor y el placer, si retrocedemos a lo mencionado anteriormente. Nos daremos cuenta que tanto los machos inferiores como nosotras lo compartimos, aunque no en igual proporción ni de idéntica forma.

Miedo, Obediencia, Y Respeto

Claramente, nuestro placer es directamente proporcional a su dolor, debido a que cuanto mayor es el castigo físico al que les sometemos. Mayor es su dolor, lo cual intensifica ambos sentidos, los nuestros en forma de un crecimiento de las endorfinas (la hormona de la felicidad) y en los machos inferiores en miedo, Obediencia y Respeto.

Como podemos ver, ya aparecen las palabra Obediencia y Respeto, que en el lenguaje Femdom, son unos de los pilares fundamentales de la Dominación Femenina. Pasando ya al tercer estado, o sea el del cerebro racional, (recordemos de exclusividad nuestra, y carente en los machos), es el que nos permite tomar las decisiones mas adecuadas a nuestros propios intereses personales.

doma

Yo Soy La Que Decide

Mi capacidad de elección, y de análisis, son los que me facultan para decidirme entre el ganado que poseo. Que ejemplares han de realizar ciertas tareas, o determinadas funciones en mi beneficio. Partiendo de la base primordial, que el cerebro primitivo o reptil debe su nombre, a que los reptiles, son animales que si nos fijamos bien, son incapaces de aprender. Por lo que repiten siempre los mismos errores y se limitan a intentar sobrevivir, es nuestra labor el adiestrarlos en la mas absoluta obediencia a nuestras órdenes, para poder dar sentido a sus patéticas vidas.

Por ellos soy YO la Dómina, quien decido que macho inferior es mas conveniente para ser utilizado como animal de monta, o cual otro, como perro de compañía. O cual debe realizar las tareas del servicio doméstico. En resumen, que animal se ajusta mejor a mis necesidades personales. Es lógico pensar, que no todos los machos inferiores poseen las mismas capacidades físicas, y que por lo tanto no todos los ejemplares, soportan el castigo de igual manera.

Por esta regla, si lo que deseamos es dar un apacible paseo campestre a lomos de nuestro animal de monta. Elegiremos un ejemplar de fuerte musculatura y talla adecuada a nuestro propio peso, y que de esta forma cuando le exijamos el máximo esfuerzo no se nos venga abajo a las primeras de cambio.

Evolución De Las Especies Clases De Ganado

Como continuación al artículo Dominación y Evolución de las especies publicado anteriormente, en este capítulo pretendo abordar mas en profundidad, las clases de ganado, que nos podemos encontrar en la Dominación. Cuando nos planteamos la idea de adquirir una “mascota”, ya sea por primera vez, o como recambio o ampliación de los animales de nuestra cuadra, debemos tener claro el uso y disfrute, al que vamos a destinar ese animal.

Como recordamos al final del anterior artículo, dejamos entrever, que no todos los machos inferiores soportan la misma carga de castigo de igual manera, por eso vamos a intentar hacer una clasificación atendiendo principalmente a la edad y función, del macho inferior.

Humillar A Nuestro Macho Inferior

En un ambiente doméstico, a nuestro animal de compañía se le suele denominar “mascota”, es una forma cariñosa de dirigirnos a nuestro macho inferior, cuando le hemos cogido cierto cariño o aprecio, o cuando nos estamos relacionando con otras Dóminas, y hacemos referencia a nuestras pertenencias de una manera, que no resulte vulgar.

Por el contrario, en un ambiente de negocios, cuando pretendemos adquirir un ejemplar nuevo, o simplemente cuando caprichosamente deseamos humillar a nuestro macho inferior, el término mas habitual es el de “ganado”, el cual posiblemente se ajuste mas a la realidad.

Clase Funcional Primera: Mascota

Si el ganado va a ser empleado como animal de compañía, con la única y exclusiva función de que nos acompañe, nos facilite el acceso a los sitios abriendo las puertas, llamando al taxi, o simplemente queramos exhibirlo públicamente. Para envidia de los que nos rodean, la elección perfecta es un ejemplar de relativa juventud, con los miembros superiores e inferiores y pectorales bien marcados, dentadura perfecta y agradable de ver.

Además este tipo de ganado, al que como hemos dicho anteriormente llamaremos “mascota.” Podremos emplearlo si así lo deseamos, para administrarnos placer sexual de forma oral. Eso sí, no olvidemos que no deja de ser un macho inferior, y que por tanto es poseedor de un cerebro primitivo muy desarrollado. El cual, una de sus funciones es la de reproducción, por lo que tendremos cuidado de no permitirle tener una erección en nuestra presencia. No hay nada mas ofensivo para nuestra inteligencia, que presenciar a nuestro animal desnudo y con su miembro enarbolando su bandera de macho. En tal caso deberemos castigar duramente su insolencia, como corresponda.

Clase Funcional Segunda: Servicio Doméstico

Debemos tener en cuenta que la vida funcional de este tipo de ganado, se limita a unos pocos años, ya que cuando los efectos del paso del tiempo se acentúan en su cuerpo. Como es lógico pierde su natural interés, y debemos sustituirlo por un nuevo ejemplar que cumpla con esa necesidad. Eso no quiere decir que debamos necesariamente desprendernos del animal, sino que como veremos a continuación, podremos incluirlo perfectamente dentro de otra de las clases funcionales.

Esta clase funcional nos da mucho juego como vamos a poder ver, en ella incluiremos aquellos animales, que por razones obvias no podemos incluir en los otros grupos, ya sea por su constitución física, por su edad, o simplemente porque nos resulten desagradables de ver a simple vista. Lo cual como es lógico, no quiere decir que carezcan de capacidad para desempeñar esos trabajos.

Las Tareas Principales

Las tareas principales asignadas en este grupo, son la del abrillantamiento de los suelos de la casa, limpieza del mobiliario, acondicionamiento de los sanitarios, etc. Estos machos inferiores, tienen una peculiaridad en común, y es que se pasan prácticamente el día entero de rodillas, y mirando al suelo.

Debido a la poca exigencia física, los miembros que forma parte de este selecto grupo, tiene un amplio abanico de edad. Los podemos encontrar jóvenes y/o maduros. A este tipo de “ganado” NO se les tiene permitida otra postura que la de permanecer de rodillas. Para evitar que se despisten con otras cosas ajenas, y dejen de realizar sus tareas con eficiencia.

Esto no quiere decir por supuesto, que de vez en cuando no se les premie. Al contrario, se les debe permitir a estos animales, permitiéndoles de vez en cuando, saboreen el cuero de nuestras botas, cosa por otra parte, que les entusiasma de sobremanera. Normalmente y por experiencia diré, que hay que separarles de ellas a golpe de fusta, debido a su sobre excitación. Es el problema de poseer un cerebro primitivo como ya vimos.

doma

Clase Funcional Tercera: Ponyplay

Llegamos a esta tercera clase de miembros selectos. El ganado destinado a este tipo de adiestramiento debe cumplir unos requisitos fundamentales. Recordaremos lo allí mencionado brevemente.

Si lo que deseamos es dar un apacible paseo campestre a lomos de nuestro animal de monta, elegiremos un ejemplar de fuerte musculatura y talla adecuada a nuestro propio peso. Y que de esta forma cuando le exijamos el máximo esfuerzo, no se nos venga abajo a las primeras de cambio. Esta clase funcional, la dividiremos en 2 grupos atendiendo si el animal va a ser destinado a la Monta o al Tiro, y dentro del primer grupo en dos subescalas, una de Monta a cuatro patas y la otra a dos patas.

Animal De Monta A Cuatro Patas

Los requisitos esenciales que deben cumplir estos animales son, constitución fuerte, altura mínima exigible, y gran potencia en extremidades inferiores. Estos animales deben poseer una alzada tal, que la Amazona una vez sentada cómodamente sobre la silla a lomos del animal, pueda colocar sus botas en los estribos a ambos costados, sin que éstas rocen en el suelo, ni lleve las rodillas encogidas.

Como es lógico pensar, la imagen de la Amazona debe ser siempre, lo mas seria, señorial y autoritaria posible. Que denote su gran posición social y por otro lado, que sea funcional al 100%. Que con un simple movimiento de los talones de sus botas de montar, las espuelas alcancen fácilmente y sin esfuerzo, el vientre y los costados de su montura.

En esta subescala es del todo importante, que cuando se hayan seleccionado definitivamente los animales ideales. A partir de ese momento, se les prohíba volver a caminar sobre dos patas. El motivo de esto, básicamente es conseguir una curvatura perfecta de la columna del animal, que se adapte a la perfección a la silla de montar, para una mayor comodidad de la Amazona.

Subclase Segunda: Animal De Monta A Dos Patas

A diferencia de los animales de la primera subclase, en ésta, los ejemplares destinados a la Doma, no deben necesariamente tener una envergadura como la primera, cualquier animal de físico musculoso, fuertes espaldas y anchos hombros, pueden ser perfectamente candidatos y destinados a su monta.

A diferencia de la primera Subclase, en esta la silla de montar va anclada sobre los hombros y parte superior de la espalda. La Amazona va por consiguiente mas alta que en el caso anterior, y tiene la particularidad, que los animales pueden alcanzar velocidades mayores.

La morfología de estos animales a diferencia del resto, es que sus miembros inferiores deben soportar tanto su propio peso, como el de la Amazona. El de su silla de montar y demás dispositivos que faciliten su monta, o decoren su imagen, como colas postiza, bocados y riendas. Dependiendo de los gustos de la Dómina, se les pueden entrenar para realizar fuertes esfuerzos en poco espacio de tiempo, (competición en carreras) o por lo contrario, paseos mas tranquilos, pero de mayor duración.

Subgrupo B: Animal De Tiro

Este último grupo podría ser conformado perfectamente por aquellos animales que anteriormente habían sido empleados en las categorías anteriores, pero que al cumplir cierta edad y perdido sus facultades, se les destina a una segunda actividad.

En este Subgrupo la diferencia de los anteriores, el animal no tiene que soportar el peso de su Amazona, si no que se mueven sobre dos patas y arrastran un carricoche. Como es lógico, los animales de la subclase primera no son válidos para este Subgrupo ya que perdieron la capacidad de desplazarse sobre dos patas.

Por norma, los tiros suelen estar conformados por 2 ejemplares, cuatro, seis, etc. Siempre en número par y dependiendo de si el carricoche o calesa, es de 2 o cuatro ruedas, y si la Dómina va sola o acompañada. En este Subgrupo, la Adiestradora o Domadora, va cómodamente sentada sobre el carricoche, y mientras en una mano porta las riendas que salen de los bocados de sus animales. En la otra mano, lleva un látigo de doma, ya que en este caso la diferencia del otros subgrupo, no se hacen imprescindibles las espuelas.

La Dómina Anima A Sus Animales A Dar Vueltas

Aquí la indudable inteligencia de la Amazona, es fundamental, ya que debe ir observando cual de sus animales va retrasando al resto del tiro, para ir animándolo insistentemente con SU Látigo. Una herramienta fundamental para el entreno de este tipo de ganado, es la noria de cuatro postes.

Es la típica noria que todos tenemos en mente, donde se ataba al burro y se le ponía una zanahoria delante de sus ojos, con la misión que el animal echase andar para alcanzar su premio. Iba tirando de la noria y dando vueltas una y otra vez. La diferencia clara estriba, que en el caso que nos ocupa, no hay tal zanahoria de premio, si no que es la propia Dómina la que anima a sus animales a dar vueltas a golpe de látigo, para su entero y exclusivo placer. De las tres clases funcionales, podemos decir que tanto la segunda como la tercera, son las que mas carga de humillación soportan, sin duda alguna.

Inscríbete A Femdom.Dating

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.